25/JUNIO/2017
salud

Pacientes

Hacia una medicina personalizada: cómo tratar la EPOC y la FPI

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y la Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI) son dos patologías crónicas y gravemente incapacitantes. La prevención y un diagnóstico precoz resultan fundamentales, según los expertos.

El doctor Julio Ancochea, jefe de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid.
REDACCIÓN | Madrid. - 31-01-2017 | 0


La Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI) es una enfermedad pulmonar, crónica, progresiva, gravemente incapacitante y, a la larga, mortal (con una media de supervivencia de 2 a 3 años después del diagnóstico) para la cual se dispone de pocas opciones de tratamiento. Afecta de 14 a 43 personas por cada 100.000 habitantes en todo el mundo y se caracteriza por una sustitución progresiva del tejido pulmonar por tejido cicatricial y una pérdida de la funcionalidad pulmonar con el paso del tiempo. La formación de este tejido cicatricial se denomina fibrosis. A medida que aumenta el grosor y la rigidez de los tejidos como resultado de la fibrosis, los pulmones pierden su capacidad para captar y transferir el oxígeno al sistema circulatorio con lo que los órganos vitales no reciben suficiente oxígeno. Como consecuencia de ello, las personas con FPI presentan síntomas como dificultad respiratoria, tos y a menudo tienen problemas importantes para desempeñar actividades diarias que comporten un esfuerzo físico.

La EPOC es una de las principales causas de muerte y discapacidad en todo el mundo y tiene un impacto físico y emocional significativo en las personas que la padecen
Por su parte, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las principales causas de muerte y discapacidad en todo el mundo y tiene un impacto físico y emocional significativo en las personas que la padecen. Cuando la EPOC progresa aparece la disnea que conlleva una disminución de la función pulmonar y se convierte en una causa importante de discapacidad y ansiedad. Acompañada de síntomas que desencadenan temor, frustración, aislamiento y depresión en los pacientes.

Según la OMS, actualmente más de 210 millones de personas conviven con esta enfermedad y se estima que puede convertirse en la tercera causa de muerte mundial en 2030. Los pacientes a menudo presentan otras comorbilidades graves como cardiopatías, diabetes, osteoporosis y depresión, lo que dificulta su tratamiento. Debido al carácter crónico de la enfermedad y a sus síntomas incapacitantes, supone una carga significativa para los cuidadores o familiares. El diagnóstico precoz y una intervención terapéutica adecuada después de una exacerbación son esenciales para la recuperación rápida de los pacientes y la mejoría de su calidad de vida.

DIAGNÓSTICO PRECOZ

La EPOC se detecta a través de pruebas espirométricas
La prevención y el diagnóstico precoz de la EPOC han sido históricamente tareas pendientes para seguir mejorando los resultados en esta enfermedad, si bien el doctor Anzueto ha valorado que “en cuanto a prevención, la implementación de medidas que han limitado el consumo de tabaco ha tenido un impacto muy importante, y a la hora de diagnosticar, en la actualidad hay más conciencia de la enfermedad, y la estamos buscando más mediante la realización de espirometría”. Sin embargo, ha añadido, “existe un gran número de personas en las que el diagnóstico no se establece hasta que la enfermedad se encuentra más avanzada”.

Ahora se ha cumplido un año del lanzamiento en España del broncodilatador dual de administración en una sola dosis diaria, que permite conseguir una mayor broncodilatación, que Boehringer comercializa bajo el nombre Spiolto Respimat.

MEJORAR EL PRONÓSTICO EN FPI

Como herramienta diagnóstica, el doctor Ancochea ha resaltado que la auscultación pulmonar “sigue siendo extraordinariamente valiosa para el diagnóstico temprano de la fibrosis”, al tiempo que ha incidido en la importancia de crear unidades multidisciplinares que incluyan clínicos, radiólogos y patólogos expertos, bajo la coordinación de Neumología.

Hasta hace pocos años, no se contaba con opciones terapéuticas eficaces en FPI, pero la llegada de antifibróticos como nintedanib ha supuesto que, por primera vez, se frene la progresión de la enfermedad hasta un 50% en un amplio perfil de pacientes. “Comienza un futuro de esperanza para los pacientes con FPI, iniciándose el camino hacia una medicina personalizada y una estratificación del tratamiento por biomarcadores clínicos y/o genéticos”, ha destacado Ancochea. Y, en este camino, el diagnóstico precoz continúa siendo un reto: “La importancia de un reconocimiento y derivación precoz al neumólogo es un desafío para el médico de Atención Primaria”.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Lo último publicado en Pacientes




Documento sin título
COMENTAR
Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de ConSalud.es
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
- ConSalud.es se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema


Comentarios # 0




Astellas Pharma convoca por segunda vez su premio oncológico C3 Prize

La iniciativa tiene la finalidad de reconocer a aquellas iniciativas no médicas que pueden mejorar la vida de los pacientes con cáncer, así como la de sus cuidadores y familiares.


Fresenius Medical Care colabora con el campamento de Alcer para niños transplantados

La 27ª edición del Campamento Crece tiene el objetivo de formar a niños y niñas con enfermedad renal crónica para que aprendan a convivir con su enfermedad compartiendo ocio.



iCare Monitor de la Salud

Aplicación destinada a medir a través del smartphone la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, la capacidad auditiva, la agudeza visual o la frecuencia respiratoria.

GRATIS. Disponible para Android y Apple.




Sanidad alerta del aumento de mortalidad entre pacientes que toman bendamustina

La Agencia del Medicamento actualiza con ello la información sobre este fármaco que se utiliza como tratamiento de determinados casos de cáncer hematológico, como leucemia o linfoma.

¿Están los médicos preparados para advertir al paciente de los peligros de las pseudoterapias?

La multitud de pseudociencias existentes y la falta de experiencia de los médicos ante situaciones relacionadas con tratamientos sin aval científico pueden dificultar el proceso de información hacia los pacientes.

Un 15% de las gestantes sufren episodios de depresión durante el embarazo y el postparto

Las instituciones implicadas en el estudio han puesto en marcha el proyecto ‘Mamás y Bebés’ para prevenir estas situaciones en las mujeres embarazadas del Hospital Clínico San Carlos.