20 . 05 . 2017 / Nº 69

Una serpiente tecnológica que efectúa sofisticados procedimientos endoscópicos

Este mecanismo se introduce en el organismo y se dirige mediante un joystick al lugar del tratamiento mientras se observa la actuación quirúrgica gracias a imágenes 3D.

JUANJO CARRILLO | Madrid - 20-05-2017

En el marco del Día Mundial Contra el Cáncer de Colon que se celebró el pasado 31 de marzo, la Fundación Merck Salud presentó los resultados de una encuesta acerca del conocimiento que la ciudadanía de nuestro país tiene de los diferentes tipos de cáncer y, en particular, sobre el cáncer colorrectal. Un sondeo en el que se ha subrayado el hecho de que, pese a que el cáncer colorrectal es el que más incidencia tiene en España (41.441 pacientes), los ciudadanos lo relevan a la cuarta posición en el ranking de los tumores más conocidos. En esta línea, Emilio Iglesia, presidente de la asociación de pacientes EuropaColon España, ha afirmado que "en nuestro país el cáncer se conoce mucho, pero el tipo colorrectal se conoce muy poco".

Pese a que el cáncer colorrectal es el que más incidencia tiene en España, los ciudadanos lo relevan a la cuarta posición en el ranking de los tumores más conocidos
En este difícil contexto, el papel de la tecnología en el ámbito de la Oncología se presenta como determinante para frenar esta tendencia. Consciente de este hecho, la compañía Medrobotics ha recibido recientemente la aprobación por parte de la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés Food and Drug Administration) para introducir en la práctica clínica el Flex Robotic System, un dispositivo que permite realizar sofisticados procedimientos endoscópicos dirigidos a la región colorrectal. Para ser precisos, este sistema se compone de una "serpiente robótica" que se introduce en el organismo a través de la vía trasnasal para, acto seguido, dirigirlo mediante un intuitivo joystick al lugar del tratamiento mientras se observa la actuación médica gracias a imágenes 3D.



PROCEDIMIENTOS MÍNIMAMENTE INVASIVOS

La empresa afincada en la localidad de Raynham (Massachusetts) ha explicado que, toda vez que el dispositivo llega a su objetivo y está colocado, este se mantiene rígido y forma una plataforma quirúrgica estable desde donde el cirujano puede pasar instrumentos quirúrgicos flexibles. Unos utensilios como las pinzas de agarre y los conductores de agujas que se antojan indispensables para realizar cualquier procedimiento de esta área.

No obstante, el elemento innovador que proporciona Flex Robotic System a la práctica clínica es la denominada "serpiente robótica". Este artilugio utiliza unos engranajes que dotan al dispositivo de una alta articulación y permiten una gran maniobrabilidad gracias al trabajo conjunto de sus enlaces mecánicos con sistemas concéntricos. Esto se traduce en una mayor capacidad de los cirujanos para realizar procedimientos mínimamente invasivos en lugares que antaño eran muy difíciles de alcanzar e, incluso, eran imposibles para los especialistas.

Este revolucionario mecanismo se completa mediante una visualización en alta definición del organismo que permite a los médicos una perspectiva nítida de la ruta de navegación y el lugar de la cirugía. Para que esto sea posible, el Flex Robotic System integra una cámara de última generación que transmite en directo las imágenes del interior del cuerpo humano a un monitor que guía el trabajo del cirujano. Así mismo, esta "serpiente robótica" posee en su extremo superior un sistema de iluminación que permite obtener las imágenes del organismo de manera fidedigna.


DISPOSITIVOS SIMILARES CON GRAN MANIOBRABILIDAD Y ERGONOMÍA

"Esta es la culminación de 10 años de esfuerzo, y saber que el dispositivo está funcionando exactamente como esperábamos, es una sensación increíble"
La aprobación del Flex Robotic System por parte de la FDA no supone una revolución médica sin precedentes en relación al uso de mecanismos que poseen una gran maniobrabilidad y ergonomía. En esta línea, y por menos de 500 euros, investigadores de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) han desarrollado un dispositivo que traduce con precisión los movimientos de la mano, la muñeca y el brazo del cirujano en una intervención quirúrgica. El sistema, bautizado como FlexDex, pretende ayudar a los facultativos de aquellos hospitales que tienen menores recursos económicos y, por ende, tecnológicos. Así, el objetivo nuclear del dispositivo es permitir a estos centros realizar procedimientos médicos muy precisos que actualmente solo pueden llevarse a cabo en hospitales punteros que poseen el Da Vinci, un sistema robótico que cuesta casi dos millones de euros.

"Esta es la culminación de 10 años de esfuerzo, y saber que el dispositivo está funcionando exactamente como esperábamos, impactando en la vida de los pacientes de una manera positiva, es una sensación increíble. Siempre vimos el potencial, pero ahora está cristalizado", asegura Jim Geiger, cirujano pediátrico y responsable del proyecto. El propio profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan explica que "si muevo mi mano hacia arriba, la punta del dispositivo sube. Dondequiera que mueva mi mano, la punta de este instrumento la sigue. Actualmente, ningún otro instrumento en el mercado funciona de esta manera".