24 . 12 . 2016 / Nº 51

Un vendaje de células madre para reparar meniscos lesionados

La rotura o desgarro de menisco es una dolencia muy habitual entre deportistas. Puede causar artrosis en la rodilla. Hasta la fecha, no había otra solución que extirparlo.

Los futbolistas pertenecen al grupo de deportistas que más lesiones de menisco padecen.
FERNANDO GARCÍA DE LA CRUZ | Madrid - 24-12-2016

Más de un millón de personas al año sufre lesión de menisco, dolencia muy habitual entre deportistas. Este mal supone una rotura o desgarro de los tejidos cartilaginosos que actúan como almohadillas de la rótula y confieren estabilidad a la rodilla. En nueve de cada diez ocasiones el problema se produce en la zona central o blanca de los meniscos, área que soporta la mayor parte de la presión cuando la rodilla flexiona y que, al carecer de irrigación sanguínea, no puede cicatrizar ni curarse.

Los autores han evaluado su eficacia en cinco voluntarios con edades comprendidas entre los 18 y 45 años
La solución hasta ahora pasaba por la extirpación total del menisco, un proceso llamado meniscectomía que, a la larga, puede generar artrosis. No obstante, científicos de la británica Universidad de Liverpool acaban de publicar un estudio en la revista Stem Cells Translational Medicina que recoge el origen de otra posible forma de cura. Se trata de un vendaje hecho con células madre del propio paciente capaz de provocar el crecimiento celular en la zona afectada, reparando así la fractura o desgarro.


Los autores han evaluado la eficacia de su prototipo en cinco voluntarios con edades comprendidas entre los 18 y 45 años. Todos habían sufrido una lesión en la zona blanca de los meniscos. El director de la investigación, Anthony Hollander, ha declarado acerca de los resultados: “Son muy alentadores y muestran que el vendaje celular se presenta como una alternativa potencial a la extirpación quirúrgica al reparar el tejido dañado y restaurar completamente la funcionalidad de la rodilla».

EFECTIVIDAD DEL PROTOTIPO

En cuanto a cómo se ha desarrollado esta técnica de vendaje, en primer lugar, los científicos tomaron células madre de la médula ósea de cada participante y las cultivaron en placas durante quince días. Seguidamente, ensamblaron dichas células madre, ya maduras, en un armazón membranoso; para acabar implantándolas quirúrgicamente en la zona lesionada del menisco. Posteriormente, cosieron el cartílago a su alrededor, cubriéndolo todo y fijando la posición.

Los resultados parecen avalar la eficacia del prototipo. Los cinco voluntarios mostraron unos meniscos intactos 12 meses después de la intervención. Y pasados dos años, tres de los pacientes todavía presentaban rodillas plenamente funcionales. El otro par de casos sí ha visto reaparecer el dolor o ha sufrido un nuevo desgarro.

DOBLE INTERVENCIÓN

El procedimiento requiere de dos intervenciones quirúrgicas: una para la obtención de las células madre y otra para la implantación del vendaje
Perfeccionándolo, el nuevo método podría evitar en un futuro que los afectados de esta dolencia acaben padeciendo artrosis de rodilla. El director de la investigación ha destacado que el vendaje celular ofrece una opción terapéutica “potencial y muy emocionante para los cirujanos” y podría beneficiar especialmente “a los pacientes más jóvenes y a los deportistas”, ya que reduce el riesgo de artrosis precoz tras la meniscectomía.

A día de hoy, el procedimiento requiere de dos intervenciones quirúrgicas: una para la obtención de las células madre y otra para la implantación del vendaje. Pero Hollander ha señalado que ya trabajan en una versión mejorada del vendaje que, según ha adelantado, empleará células madre de donantes, lo que disminuirá los costes del procedimiento y evitará la doble operación.