11 . 02 . 2017 / Nº 56

Gadgets y wearables que persiguen el control y la mejora de la fertilidad

Los últimos avances tecnológicos permiten desde rastrear el ciclo menstrual de una mujer hasta comprobar la calidad del esperma masculino desde el propio Smartphone.

ALBA GALVÁN | Madrid - 11-02-2017

Tomar la decisión de ser padres no es fácil, pero lo es mucho menos asimilar que quedarse embarazada puede ser difícil una vez que una pareja da el paso. La fertilidad es uno de los temas llevados a debate por los especialistas durante los últimos años y éstos asocian la dificultad a conseguir un embarazo espontáneo a la edad en la que se empieza a buscar el inicio de la gestación. Y es que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) la edad media de las españolas al dar a luz a su primer hijo ha alcanzado los 32,1 años debido a la incorporación (cada vez mayor en las últimas décadas) de las mujeres al mercado laboral (que a su vez cuentan con pocas posibilidades de conciliación familiar), sumado a la “resaca” de la crisis.
España se sitúa a la cabeza de los tratamientos de reproducción asistida con un total de 156.865 ciclos, con la Fecundación in Vitro y la Inseminación Artificial en los primeros puestos

En este sentido, hoy en día ya las clínicas especializadas en Medicina Reproductiva se encuentran a la orden del día y en ellas se puede acceder a distintas terapias de estimulación bajo una garantía en cuanto a seguridad y eficacia. De hecho, los últimos datos recogidos por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sitúan a España a la cabeza de los tratamientos de reproducción asistida con un total de 156.865 ciclos de reproducción, de los cuales 116.688 son de Fecundación in Vitro (FIV), y 40.177 de Inseminación Artificial (IA).

No obstante, a pesar de que la dificultad de embarazo lleva a muchas mujeres a recurrir a este tipo de tratamientos para verificar su fertilidad o la de su pareja, las nuevas tecnologías también proponen nuevas alternativas para fomentar la gestación.

CONTROL DE FERTILIDAD FEMENINA

La firma suiza Ava presentó hace unos meses su brazalete de fertilidad. Se trata de un wearable indicado para rastrear los días fértiles del ciclo menstrual de una mujer en tiempo real. Durante la noche, el wearable registra continuamente datos sobre nueve medidas fisiológicas que reflejan un aumento en las hormonas asociadas con la ovulación.

Estas medidas incluyen el pulso, la frecuencia respiratoria, la calidad del sueño y la temperatura. Por la mañana, los datos se sincronizan con una aplicación móvil.

Clearblue es una marca que cuenta con varios dispositivos de salud femenina y, entre ellos, especialmente hay dos destinados a la mejora de la fertilidad. Por un lado, dispone de un monitor de fertilidad que, tras dos ciclos de uso, puede contribuir a la probabilidad de embarazo. El gadget se encarga de detectar la hormona leutinizante para determinar los seis días más fértiles del ciclo alertando de los dos días clave para conseguir un embarazo.

Por otro lado, su prueba digital de ovulación tiene un funcionamiento similar a un test de embarazo, pero es necesario utilizarlo todos los días a la misma hora para identificar los dos mejores días para concebir. El resultado tarda tres minutos y, según la compañía, tiene una precisión del 99%.
"Wink registra la temperatura basal de forma inalámbrica, mientras que tanto el monitor de fertilidad como la prueba digital de Clearblue se encargan de determinar los días más fértiles

En cambio, Wink consiste en un termómetro de fertilidad inalámbrico. Está diseñado por Kindara para registrar la temperatura basal, un factor importante de la salud reproductiva. Se trata de una herramienta de lectura rápida y precisa que ya ha ayudado a muchas mujeres a quedarse embarazadas, así como a mejorar el seguimiento de sus periodos.

En la misma línea y también para controlar la temperatura basal se encuentra Yono, otro gadget capaz de controlar los ciclos menstruales a través de la temperatura basal durante el sueño. El dispositivo se coloca en una oreja y éste manda los cambios térmicos a una aplicación móvil con el objetivo de analizar la temperatura e informar a la usuaria de cualquier alteración, así como de sus días más fértiles.



DISPOSITIVOS A PRUEBA DE ESPERMA

El esperma del hombre no iba a quedar relegado de los avances tecnológicos, por lo que empresas como Trak Fertility también han ideado alternativas para comprobar la calidad del semen. En este caso, su dispositivo ofrece cuatro test que determinan su estado.

En la misma dirección, el doctor Yoshitomo Kobori, especialista en el Dokkyo Medical University Koshigaya Hospital de Japón, ideó hace no mucho un microscopio (a partir de unas lentes de bajo coste) capaz de analizar muestras de esperma desde cualquier Smartphone.
El doctor Yoshitomo Kobori ha ideado un microscopio capaz de analizar muestras de esperma desde cualquier Smartphone para analizar la motilidad de los espermatozoides

El funcionamiento es el siguiente: las lentes se conectan al teléfono móvil que, con la ayuda de una aplicación, detecta problemas de fertilidad masculina a través de la amplificación de imágenes 555 veces más grandes para analizar la motilidad de los espermatozoides.

Estas lentes ya se encuentran disponibles en el mercado japonés y se espera su comercialización a otros países en un breve periodo de tiempo.

Por otra parte, el mundo wearable llega hasta la ropa interior, de manera que Wireless Amour ha presentado sus ”calzoncillos inteligentes” como una alternativa para proteger la salud reproductiva de los hombres. Para ello, esta prenda se encarga de evitar las emisiones electromagnéticas como si de un escudo contra este tipo de radiación se tratara.

El secreto, según cuenta su inventor Joseph Perkins, radica en el tejido basado en la mezcla de algodón y unas trazas de plata que se comercializa bajo el nombre de RadiaTex. Una tecnología que podría contar hasta con propiedades antimicrobiales gracias a sus partículas de plata, lo que además podría contribuir a la mejora de la higiene íntima masculina.