24 . 12 . 2016 / Nº 51

Descubren una molécula que en ratones frena la progresión del alzhéimer

La nueva molécula CM-414 disminuye los principales marcadores de la enfermedad y aumenta los contactos neuronales.

Nueva molécula CM-414.
REDACCIÓN | Pamplona - 24-12-2016

Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra han descubierto una nueva molécula que elimina los síntomas de la enfermedad de Alzheimer y, además, frena su proceso neurodegenerativo en ratones. En el estudio, los animales tratados con CM-414 mostraron una disminución de los principales marcadores de la enfermedad: el péptido beta-amiloide (compuesto principal de las placas seniles asociadas a la enfermedad que se forman en el cerebro) y la proteína tau fosforilada; así como provocó un aumento de las sinapsis neuronales. Los resultados de esta investigación se han publicado en la revista científica Neuropsychopharmacology.



Los investigadores sintetizaron más de 200 moléculas capaces de inhibir las dos enzimas vinculadas a la enfermedad
La nueva molécula CM-414 inhibe dos enzimas implicadas en la patología del alzhéimer: la histona desacetilasa (HDAC) y la fosfodiesterasa 5 (PDE5), cuyo aumento en el cerebro, comprobado en muestras de pacientes, está asociado con el deterioro cognitivo característico de la enfermedad. “Tras la inhibición simultánea de estas enzimas, hemos observado una potenciación de su efecto terapéutico que revierte la sintomatología y frena la progresión de la enfermedad de Alzheimer en los ratones”, ha señalado la doctora Ana García-Osta, responsable del laboratorio del CIMA dedicado a la enfermedad de Alzheimer y una de las autoras del artículo.


La investigación se ha llevado a cabo en modelos de ratón de enfermedad de Alzheimer a los que, tras tratarlos con CM-414, los científicos evaluaron su capacidad de aprendizaje y memoria espacial con el test del laberinto acuático de Morris. Para alcanzar este descubrimiento, los investigadores primero validaron esta nueva aproximación terapéutica combinando compuestos de referencia. Posteriormente, se diseñaron y sintetizaron más de 200 moléculas capaces de inhibir estas dos enzimas, siendo el compuesto CM-414 el que mostró mayor potencial terapéutico.

POTENCIAL TERAPÉUTICO

La nueva molécula sirve como punto de partida para desarrollar una estrategia de tratamiento contra el alzhéimer. El siguiente paso, ha indicado el doctor Julen Oyarzabal, también autor del artículo y director del programa de Terapias Moleculares del CIMA, “será optimizar este compuesto hasta conseguir una molécula con un perfil óptimo de eficacia y seguridad, candidato clínico, que permita realizar las pruebas en pacientes con esta enfermedad neurodegenerativa”.