26/JUNIO/2017
salud

Profesionales

El futuro del médico tras el MIR: Entre los contratos en Urgencias y los planes a largo plazo

Miles de médicos residentes finalizan su formación durante el mes de mayo. A la espera de un empleo estable, los facultativos consultados por Consalud.es apuestan por comenzar probando con contratos flexibles y reflexionar sobre el camino laboral más apropiado para el futuro.

ANGEL ESPÍNOLA | Madrid - 19-05-2017 | 0


“Llevamos muchos años entrando en distintos úteros, primero en la carrera y luego en la residencia. Pero cuando acabas el MIR, estás en pañales en el mundo y es hora de asumir responsabilidades”. Después de una selectividad brillante, seis años de carrera, una oposición y otros cuatro o cinco años de especialización (estos últimos, ya cobrando un sueldo), miles de médicos internos residentes finalizan durante este mes de mayo su formación, enfrentándose a las incertidumbres y las vicisitudes propias del mundo laboral.

Apuntarse al paro, repartir curriculums e inscribirse en las bolsas de empleo, algunos de los primeros pasos del médico una vez que finaliza la etapa MIR
Thamar Capel, que acaba de finalizar la especialidad de Medicina Interna en el Hospital Infanta Elena de Valdemoro, Madrid, asegura a Consalud.es haber tenido suerte, puesto que antes incluso de terminar el MIR, el hospital le ha ofrecido un contrato indefinido, a media jornada, en las Urgencias. “No es algo que ocurra en todos los centros, lo habitual es que a partir de marzo se comiencen a repartir curriculums en todos los hospitales y una vez en mayo se apunten al paro”, señala Capel.

Puesto que no hay una especialidad reconocida como tal, y que suele haber mucho recambio de profesionales, las Urgencias hospitalarias acaban convirtiéndose en un reducto laboral para el médico recién titulado, ya sea para hacer guardias o para otros contratos eventuales. Esto, sin embargo, no tiene que ser necesariamente negativo para los profesionales.

Aunque en su especialidad no suele ocurrir, por ser más demandada, Adrián García, que acaba de finalizar la residencia de Pediatría en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, señala que este tipo de contratos en Urgencias o de guardias en su especialidad “apetecen, porque son pocos días al mes, vas dándote a conocer, y da mucha flexibilidad”.

En su caso particular, ya baraja varios contratos de guardias en su especialidad, por lo que podría empezar a trabajar en junio, aunque asegura que lo tomará con calma en caso de aceptar alguno, “lo tomaría como una toma de contacto, para ir viendo lo que me gusta y lo que no”, indica en declaraciones a este periódico. En el caso de Thamar, por su parte, el contrato en Urgencias le permitirá compatibilizar su trabajo con la tesis doctoral que prepara.

SER SELECTIVOS PESE A LA PRECARIEDAD

Y es que, pese a que, cuando el médico acabar el MIR, ronda los 30 años de edad, las prisas por encontrar un trabajo estable tampoco son aconsejables. Con ello está de acuerdo Mónica Terán, vocal de Médicos en Formación de la Organización Médica Colegial (OMC), quien, además de asesorarse y apuntarse a las bolsas de empleo autonómicas, aconseja a los médicos recién titulados que reflexionen sobre qué quieren hacer en su futuro. “Es importante que el médico decida hacia dónde se quiere enfocar, porque aunque haya mucha precariedad también hay que ser selectivos”, señala.

“Creo que hay que tener la mente abierta porque es muy difícil que lo que ahora hagas acabe siendo el contrato o el trabajo de tu vida. Pero todo depende de las circunstancias personales de cada uno y del proyecto de vida que tenga”, añade Adrián García. En este último aspecto coincide Thamar Capel, quien no descarta, a largo plazo, la posibilidad de trasladarse a otra autonomía o incluso emigrar al extranjero, una salida cada vez más común entre los médicos españoles, si no logra encontrar un trabajo estable en su especialidad.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Lo último publicado en Profesionales




Documento sin título
COMENTAR
Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de ConSalud.es
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
- ConSalud.es se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema


Comentarios # 0




Pfizer vuelve a sufrir el rechazo de la FDA para su biosimilar Epogen

Apenas un mes después de que el regulador diera la espalda al medicamento, la agencia le acaba de dar luz roja por segunda vez.


Astellas Pharma convoca por segunda vez su premio oncológico C3 Prize

La iniciativa tiene la finalidad de reconocer a aquellas iniciativas no médicas que pueden mejorar la vida de los pacientes con cáncer, así como la de sus cuidadores y familiares.



iCare Monitor de la Salud

Aplicación destinada a medir a través del smartphone la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, la capacidad auditiva, la agudeza visual o la frecuencia respiratoria.

GRATIS. Disponible para Android y Apple.




La estrategia de Comín tras el Consejo Interterritorial: silencio

Hasta el momento, ni el consejero de Salud de Cataluña ni la propia Consejería han valorado lo que se decidió en este encuentro, a pesar de la expectación que había suscitado por la acumulación de temas que quedaban por resolver.

Los famosos se vuelcan con la investigación del alzhéimer

La Fundación Pasqual Maragall pone en marcha una campaña de firmas para reclamar más inversión en la lucha de unas demencias que afectan a uno de cada 10 personas de más de 65 años.

Los datos dan la razón a los estudiantes: la plantilla MIR cae un 5%, los graduados crecen un 25%

La plantilla MIR del Sistema Nacional de Salud ha caído en los tres últimos años, mientras que cada vez salen más estudiantes de las Facultades de Medicina.

La relación entre una vacuna y una enfermedad puede probarse sin consenso científico

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictamina que, a falta de consenso científico, el defecto de una vacuna y la relación de causalidad entre la misma y la aparición de una enfermedad pueden probarse mediante un abanico “de indicios sólidos, concretos y concordantes”.