26/JUNIO/2017
salud

Profesionales

Apuestan por guías de manejo individualizadas de los miomas uterinos en los hospitales

Los especialistas se centran en el tratamiento médico con Acetato de Ulipristal 5 mg como primera línea. Creen que es el camino terapéutico a seguir.

De izq. a drcha.: Los doctores José María Fernández Moya, Mikel Goitia, Mercedes Andeyro, Ignacio Cristóbal y Joaquín Calaf
REDACCIÓN | Barcelona - 18-05-2017 | 0


Los ginecólogos apuestan por individualizar los protocolos o guías de manejo de los miomas uterinos en los hospitales incluyendo el tratamiento médico con Acetato de Ulipristal 5 mg (Esmya) como primera línea. “Es un cambio importante, pero hay que ir por ahí. La cirugía no va a desaparecer, pero el tratamiento médico siempre hay que tenerlo en cuenta a la hora de enfrentarnos a una paciente con miomas uterinos. Va a estar en el centro”, ha señalado el doctor Mikel Goitia, ginecólogo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario de Cruces en Vizcaya.

"Este tratamiento médico tiene mucho hueco, ya que consigue controlar el sangrado"
“Cualquier cambio en Medicina conlleva cierta resistencia, y lo que hay que hacer es ir poco a poco venciéndola para que no sólo en los hospitales, sino todos los ginecólogos tengan en su cabeza que hay un arma más, el Acetato de Ulipristal 5 mg, que no es la única pero en algunos casos sí la mejor opción”, ha indicado el doctor Ignacio Cristóbal, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Sanitas La Zarzuela, quien ha añadido que “este tratamiento médico tiene mucho hueco, ya que consigue controlar el sangrado, disminuir el volumen del mioma, y mejorar el dolor y la calidad de vida de la paciente, además de ser seguro”.

Ambos especialistas han participado en el simposio Ginecología endocrina, moderado por la doctora Mercedes Andeyro, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital General de Villalba de Madrid, celebrado en el marco del XI Curso Diatros, que ha tenido lugar en Barcelona con el lema “Cuidando de la salud de las mujeres: Iniciativas y retos”.

“Antes nuestros protocolos eran para tratamiento quirúrgico de los miomas. Desde la aparición del Acetato de Ulipristal 5 mg, tenemos un mayor número de pacientes en primera línea con el tratamiento médico, y cada vez vamos a conseguir que más pacientes no pasen a cirugía y controlen sus síntomas, como el sangrado abundante o el dolor, con el tratamiento médico”, ha explicado la doctora Andeyro.

"Las guías de manejo las tiene que marcar la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)"
EL TIPO DE PACIENTE COMO EJE

El doctor Goitia ha hecho hincapié en la individualización de los protocolos. “Las guías de manejo las tiene que marcar la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) pero cada hospital tiene que tener un protocolo adaptado a su día a día, y dentro de cada protocolo, hay que adaptarse a cada paciente. Estas guías de manejo de los miomas uterinos tienen que tener unos objetivos y los medios para cumplirlos, y en función de cada paciente, una opción u otra de tratamiento. Y el tratamiento médico, aunque no es lo único, será la piedra angular”, ha explicado el ginecólogo del Hospital de Cruces.

Para el doctor Cristóbal, el tipo de paciente es lo importante. “Puedes tener un protocolo de mínimos, pero hay muchos tipos de miomas y de clínicas con algoritmos muy complejos, y eso es difícil incluirlo en un protocolo”, ha advertido. En este punto, la doctora Andeyro ha señalado que los protocolos “se han complicado”, pero, en su opinión, “todo es favorable para la paciente, que cuenta con más estrategias”. En la misma línea, el Goitia ha añadido que el manejo de los miomas “es mucho más difícil ahora que antes, ya que disponemos de más armas, todas buenas, pero algunas mejores que otras en determinados momentos, como es el caso del Acetato de Ulipristal 5 mg, con indicación preoperatoria e intermitente repetida, y eso es lo que el ginecólogo debe tener en la cabeza”.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Lo último publicado en Profesionales




Documento sin título
COMENTAR
Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de ConSalud.es
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
- ConSalud.es se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema


Comentarios # 0




Pfizer vuelve a sufrir el rechazo de la FDA para su biosimilar Epogen

Apenas un mes después de que el regulador diera la espalda al medicamento, la agencia le acaba de dar luz roja por segunda vez.


Astellas Pharma convoca por segunda vez su premio oncológico C3 Prize

La iniciativa tiene la finalidad de reconocer a aquellas iniciativas no médicas que pueden mejorar la vida de los pacientes con cáncer, así como la de sus cuidadores y familiares.



iCare Monitor de la Salud

Aplicación destinada a medir a través del smartphone la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, la capacidad auditiva, la agudeza visual o la frecuencia respiratoria.

GRATIS. Disponible para Android y Apple.




La estrategia de Comín tras el Consejo Interterritorial: silencio

Hasta el momento, ni el consejero de Salud de Cataluña ni la propia Consejería han valorado lo que se decidió en este encuentro, a pesar de la expectación que había suscitado por la acumulación de temas que quedaban por resolver.

Los famosos se vuelcan con la investigación del alzhéimer

La Fundación Pasqual Maragall pone en marcha una campaña de firmas para reclamar más inversión en la lucha de unas demencias que afectan a uno de cada 10 personas de más de 65 años.

Los datos dan la razón a los estudiantes: la plantilla MIR cae un 5%, los graduados crecen un 25%

La plantilla MIR del Sistema Nacional de Salud ha caído en los tres últimos años, mientras que cada vez salen más estudiantes de las Facultades de Medicina.

La relación entre una vacuna y una enfermedad puede probarse sin consenso científico

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictamina que, a falta de consenso científico, el defecto de una vacuna y la relación de causalidad entre la misma y la aparición de una enfermedad pueden probarse mediante un abanico “de indicios sólidos, concretos y concordantes”.