23/JUNIO/2017
salud

Opinión

Adherencia Terapéutica

Alfonso Vidal
Jefe Unidad del Dolor Hospital Quirónsalud Sur de Alcorcón

| - 13-01-2017 | 0


La prescripción no es un antojo, ni una voluntad del médico, ni del paciente; es el resultado de un proceso diagnóstico, valoración de opciones y elección de la más idónea y persigue, con la mayor certeza posible, la eficiencia, es decir, el mayor logro con el menor esfuerzo. De otra parte, no siempre ha coincidido la dosificación prescrita por los profesionales con la propuesta por el laboratorio, pues ello forma parte del ajuste personalizado.

"¡Ojo, también el incumplimiento genera efectos secundarios añadidos a la patología previa!"
Los avances en la medicina han logrado signar de manera precisa los tratamientos y evitar múltiples efectos secundarios, cuando no ingestas superfluas. Bien es cierto que la adherencia de alguien muy medicado por reunir muchas patologías, algunas crónicas, requiere entendimiento y confianza, que no se suponen siempre. En el caso del paciente eventual, intolerante al sufrimiento y que desea la inmediatez, sería casi exigible contractualmente, si no fuera porque no hay terapia obligatoria alguna, sino sólo recomendación. Sin embargo, hay incumplimiento terapéutico de pacientes que no valoran los efectos secundarios de tales decisiones, descreídos con el diagnóstico, con la posología, duración e intensidad del tratamiento, acordes al estado del paciente. Puede que éste no comprenda las instrucciones para repartir tanta medicación. Esto ha generado no pocos stocks domiciliarios de fármacos, muchos de los cuales caducan por desuso ¡Ojo, también el incumplimiento genera efectos secundarios añadidos a la patología previa!


¡No, no es una cuestión de paternalismo! La OMS considera la falta de adherencia un tema capital de salud pública con consecuencias negativas, como fracasos terapéuticos, incremento en las tasas de hospitalización y de los costes sanitarios. Algunas estimaciones apuntan que entre un 20% y un 50% de los pacientes no consume las medicaciones prescritas, aunque la ratio de incumplimiento fluctúa mucho según la patología. El afán médico persigue que los pacientes alcancen el mayor nivel de salud posible y recuperen su equilibrio, su homeostasis, hasta lograr “calidad de vida”. Sin embargo, ésta, como concepto, la define cada persona según sus circunstancias, expectativas y necesidades.

El compromiso del sanitario le empuja a dar respuesta al conflicto, pero ¿dónde queda la responsabilidad del paciente que incumple el tratamiento propuesto? ¿Cabría pedirle responsabilidades al prescriptor o debieran centrarse más en el destinatario? Hay varios aspectos con los que el profesional de la medicina debe convivir. La desafección del propio paciente al perder la confianza en el médico que le atiende, por factores tanto endógenos como exógenos, y la búsqueda de segundas opiniones; el crédito que ganan terapias alternativas, unas milenarias, algunas contrastadas y otras cuestionadas; la ausencia de estudios fidedignos sobre esos tratamientos alternativos; el riesgo de avalar consejos domésticos, cotilleos, rumorología, sortilegios… suscitados en ciertas publicaciones y medios, incluidas webs de ética cuestionable, y que jamás suplirán el consejo médico “vis a vis”; y en algunos casos extremos, la imposibilidad de mantener el tratamiento por el coste de unos medicamentos que ya no son financiados ni total ni parcialmente por el Estado.

"Son necesarios el entusiasmo y la pasión del médico. La adherencia la consigue quien nos emociona"
Así las cosas, antes de que emerja la dolencia, desequilibrio o enfermedad, debemos educar a la población sobre los modos de conservar y potenciar la salud, incluyendo información comprensible para que el paciente pueda actuar responsablemente sobre las causas y trasformar los recursos a su alcance en medios para “ponerse buenos”. El médico ha de ser un administrador de recursos y medios, de praxis, del conocimiento sobre la enfermedad y los factores que puedan condicionarla. Dado que la relación médico-paciente es una más en la casuística social, como la del abogado-cliente, alumno-profesor, vendedor-comprador, etcétera, los vínculos afectivos quedan relegados por los exclusivamente profesionales, respetando las reglas de ese acuerdo tácito.

La opinión de uno prevalecerá como perito sobre la del otro, pero sin imposiciones, con sencillez y claridad. Son lazos inspirados en la confianza. La adherencia al tratamiento está basada en la información fluida que anticipa los resultados esperados y relativiza las expectativas. Disminuir el sufrimiento y la ansiedad, así como la impaciencia, tan habitual en las sociedades occidentales, realimenta la continuidad hasta el restablecimiento integral. En este caso el paciente empoderado, como decíamos recientemente, debe sentir seguridad, y corresponsabilidad, comprendiendo y aceptando lo diagnosticado y la terapia prescrita, preguntando ante la duda, sin dejar espacio a lagunas.

Han pasado muchos años desde la aprobación de la LEY 16/2003, de 28 de mayo, sobre cohesión y calidad del SNS, que establece la equidad, calidad y participación como objetivos comunes. En dicha norma, estos conceptos brillaban desde la escala social. La adherencia nos devuelve a la escala individual de la relación médico-paciente. Hay una realidad impepinable y es que hay gente que sana por la confianza que el médico le infundió, por la cercanía, la atenta y amable escucha, y la proximidad, lo que les inspira seguridad. Pero también son necesarios el entusiasmo y la pasión del médico, generando empatía y motivación sobre el paciente. En resumidas cuentas, creo que la adherencia la consigue quien nos emociona.

Alfonso Vidal
Jefe Unidad del Dolor Hospital Quirónsalud Sur de Alcorcón


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Lo último publicado en Opinión




Documento sin título
COMENTAR
Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de ConSalud.es
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
- ConSalud.es se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema


Comentarios # 0




Philips publica los resultados del estudio Future Health Index-España

El estudio realizado en colaboración con el MIT Technology Review y con 25 expertos de la sanidad española analiza el nivel de preparación de los sistemas sanitarios ante los retos de la salud del futuro.


Theranos llega a un acuerdo con Walgreens para resolver una demanda de 125 millones

Según han explicado a los inversores, Theranos finalmente pagaría menos de 26,8 millones de euros por daños al que fuera su socio.



iCare Monitor de la Salud

Aplicación destinada a medir a través del smartphone la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, la capacidad auditiva, la agudeza visual o la frecuencia respiratoria.

GRATIS. Disponible para Android y Apple.




Simulacro de un atentado terrorista con “bomba química”

Las fuerzas de seguridad y los servicios de emergencia se enfrentan a un atentado terrorista con “bomba química” para evaluar la preparación de los nuevos enfermeros de emergencias.

La lucha por el MIR de cinco años que presiona a Sanidad: seis especialidades lo exigen

Con la llegada de la Troncalidad, numerosas sociedades científicas solicitan que se aumente el período MIR de su especialidad hasta los 5 años, para garantizar una mejor formación de los profesionales.

Montserrat se olvida del cribado en los planes de abordaje de la hepatitis C

Sociedades científicas y pacientes lamentan la falta de impulso de estrategias para evitar diagnósticos tardíos en las poblaciones de riesgo. De un 35% a un 50% de personas infectadas no saben que tienen el virus.

España pierde 1.000 médicos y más de 400 enfermeras en sólo un año

Según el último Informe del Sistema Nacional de Salud, el número de profesionales que realizan tareas asistenciales ha descendido en los últimos años a nivel general, aunque la tendencia no afecta al sistema sanitario público.