fecha
Martes, 17 de enero de 2017 | Editado por el Grupo Mediforum

Tendencias

¿Por qué está de moda la copa menstrual?

La ginecóloga Gisela Palomar nos explica las ventajas de la copa a partir de sus pacientes y nos anima a dejar a un lado los prejuicios que la rodean.

ALBA GALVÁN | Madrid - 11-01-2017 | 0


La menstruación todavía cuenta con numerosos prejuicios y, aunque los nuevos tiempos han ido desmintiendo los mitos que la rodean, aún no se trata como un hecho meramente fisiológico y algunas mujeres a día de hoy siguen intentando esconder los síntomas que les provoca la regla…

No obstante, actualmente el debate gira en torno a los métodos de contención y al auge de otras alternativas más naturales a las compresas y tampones, los cuales ocupan el ránking de popularidad. Y es que, el riesgo de padecer el síndrome de shock tóxico a partir de la utilización de estos últimos y lo que ello supone para la salud femenina, ha disparado últimamente el uso de estos métodos ante las alertas sanitarias, especialmente el de la copa menstrual.

Se trata del método alternativo por excelencia que consiste en un recipiente que se introduce en la vagina y en lugar de absorber el flujo menstrual de manera interna como los tampones, se encarga de recogerlo.
"Una vez que te conoces a ti misma y aprendes a ponértela bien, se trata de un método muy eficaz e indicado para las mujeres de todas las edades"

Así lo explica a Estetic.es la doctora Gisela Palomar, ginecóloga del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, en la provincia de Barcelona y asesora de Femintimate, quien asegura que “una vez que te conoces a ti misma y aprendes a ponértela bien es un método muy eficaz e indicado para las mujeres de todas las edades”.

Según esta experta, podemos encontrar copas menstruales de silicona, látex o plástico quirúrgico. Para su introducción basta con doblarla e introducirla cuidadosamente para vaciarla posteriormente cada 4-8 horas. “Eso sí, a la hora de quitársela hay que tener cuidado de no hacer vacío y pellizcarla primero para quitar el aire y no hacernos daño”, nos advierte la doctora Palomar.

Entre los beneficios de esta alternativa frente al uso de tampones destaca los siguientes:

1. La comodidad de no tener que cambiarse tan a menudo.

2. Sensación de limpieza al no quedar impregnado el flujo menstrual.

3. Ventaja económica: la copa menstrual cuesta entre 20 y 30 euros, es reutilizable (ya que se esteriliza después de cada ciclo hirviéndola durante unos minutos) y dura alrededor de 10 años.

4. Previene las infecciones: las copas no secan las paredes de la vagina como hacen los tampones, por los que ésta no pierde su capacidad de autolimpieza, así como su equilibrio bacteriano.

5. No tiene contraindicaciones: pese a que algunas personas aún son reacias a manipular sus genitales o a utilizar la copa en baños públicos, los inconvenientes son nulos. “No hay contraindicaciones para su utilización, ni siquiera en las chicas más jóvenes que aún no han tenido relaciones, ya que existe una talla más pequeña indicada para estas adolescentes”.

6. Cuida del medioambiente: al durar tanto tiempo, reduce la cantidad de desechos.

“Al principio se veía como un método más hippie o para ocasiones extremas en las que se viajaba durante un largo tiempo a países en los que los métodos de contención no son tan fáciles de encontrar. Sin embargo, una vez que hemos acabado con los falsos mitos, cada vez cuenta con más usuarias”, concluye la ginecóloga.


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Lo último publicado en Tendencias




Documento sin título
COMENTAR
Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de estetic.es
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
- estetic.es se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema


Comentarios # 0