26/JUNIO/2017
salud

Comunidades Autónomas

El Supremo exime al Gobierno canario de la atención médica a funcionarios del Estado

El Gobierno canario había denunciado en 2012 tres convenios que mantenía con Muface, desde 1985; Mugeju, desde 1995, y con el Instituto Social de las Fuerzas Armadas, desde 1986.

REDACCIÓN | Madrid - 15-02-2017 | 0


El Tribunal Supremo ha dado la razón al Gobierno de Canarias en el proceso judicial que mantenía con el Estado en torno a la atención médica que proporcionaba a los militares mutualistas, según un convenio que firmó junto a la Seguridad Social y al Instituto Social de Fuerzas Armadas (Isfas) en 1986, y por la asistencia que se ofrecía a los afiliados de Muface y Mugeju según los conciertos establecidos en 1985 y 1995.

Según recogen medios regionales, el primero de los convenios citados se prorrogaba todos los años hasta que en 2012 el Gobierno canario, en su intento de mejorarlo y tras no progresar en sus negociaciones, decidió denunciarlo por encontrarlo “obsoleto” y por considerar que le generaba “descompensación económica perjudicial”.

El TS ha alabado, además, al Gobierno de Canarias por considerar que había intentado dar continuidad al concierto con el Isfas que cree “obsoleto”
No obstante, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) falló en 2015 a favor de las Fuerzas Armadas. Y es sobre esta resolución del TSJC sobre la que el Tribunal Supremo le ha devuelto la razón a la Consejería de Sanidad de Canarias, avalando así la ruptura del acuerdo, alabando al mismo tiempo al Ejecutivo canario por considerar que había intentado dar continuidad a un concierto “obsoleto”.

Por otra parte, también fue en 2012 cuando desde la administración canaria denunciaron los otros dos convenios. Por entonces, el TSJC dejó sin validez el acuerdo al considerar que no tenía “la suficiente motivación”. Ahora el Supremo ha indicado que el convenio contaba con una cláusula que establecía la posibilidad de oponerse al mismo con el único requerimiento de hacerlo con al menos tres meses de antelación.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Lo último publicado en Comunidades Autónomas




Documento sin título
COMENTAR
Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de ConSalud.es
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
- ConSalud.es se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema


Comentarios # 0




Pfizer vuelve a sufrir el rechazo de la FDA para su biosimilar Epogen

Apenas un mes después de que el regulador diera la espalda al medicamento, la agencia le acaba de dar luz roja por segunda vez.


Astellas Pharma convoca por segunda vez su premio oncológico C3 Prize

La iniciativa tiene la finalidad de reconocer a aquellas iniciativas no médicas que pueden mejorar la vida de los pacientes con cáncer, así como la de sus cuidadores y familiares.



iCare Monitor de la Salud

Aplicación destinada a medir a través del smartphone la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, la capacidad auditiva, la agudeza visual o la frecuencia respiratoria.

GRATIS. Disponible para Android y Apple.




La estrategia de Comín tras el Consejo Interterritorial: silencio

Hasta el momento, ni el consejero de Salud de Cataluña ni la propia Consejería han valorado lo que se decidió en este encuentro, a pesar de la expectación que había suscitado por la acumulación de temas que quedaban por resolver.

Los famosos se vuelcan con la investigación del alzhéimer

La Fundación Pasqual Maragall pone en marcha una campaña de firmas para reclamar más inversión en la lucha de unas demencias que afectan a uno de cada 10 personas de más de 65 años.

Los datos dan la razón a los estudiantes: la plantilla MIR cae un 5%, los graduados crecen un 25%

La plantilla MIR del Sistema Nacional de Salud ha caído en los tres últimos años, mientras que cada vez salen más estudiantes de las Facultades de Medicina.

La relación entre una vacuna y una enfermedad puede probarse sin consenso científico

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictamina que, a falta de consenso científico, el defecto de una vacuna y la relación de causalidad entre la misma y la aparición de una enfermedad pueden probarse mediante un abanico “de indicios sólidos, concretos y concordantes”.