26/JUNIO/2017
salud

Centro Médico de Referencia

Hospital Universitario de Guadalajara

Un proyecto sobre hepatitis B realizado por investigadores del complejo hospitalario logra una importante beca.

Imagen del Hospital Universitario de Guadalajara.
REDACCIÓN | Guadalajra. - 23-12-2016 | 0


Un trabajo realizado por investigadores del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha logrado una beca de investigación en la IV Convocatoria de Proyectos de Investigación en VIH, Hepatitits y Hemato-Oncología.

El estudio pretende crear una herramienta diagnóstica para determinar cuándo puede retirarse la medicación a pacientes en tratamiento prolongado contra el virus B
El proyecto ‘Caracterización de la población virus hepatitis B antígeno negativa susceptible de parar el tratamiento antiviral con análogos nucleós(t)idos mediante caracterización de la respuesta celular fitotóxica específica contra el virus B’ se ha hecho con una ayuda de 49.617 euros, de los que 24.500 se destinarán a sufragar un contrato de investigador por un año. Desarrollado por la investigadora del departamento de Biología de Sistemas Elia Moreno y los especialistas del servicio de Digestivo del Hospital de Guadalajara Juan Ramón Larrubia, Joaquín Miquel y Eduardo Sanz, con la colaboración de profesionales de Microbiología, Hematología o Análisis Clínico, el estudio pretende crear una “herramienta diagnóstica” para determinar cuándo puede retirarse la medicación a pacientes en tratamiento prolongado contra el virus B, tras comprobarse que en muchos casos el tratamiento restaura la respuesta fitotóxica de sus células, es decir, la capacidad natural de los linfocitos de atacar a tumores y virus.


Se trata de “obtener una regla de parada” para estos pacientes, actualmente tratados de por vida, después de estudiar si su respuesta inmunológica es similar a la del portador inactivo (quienes de manera natural pueden hacer frente a tumores y virus a través de su sistema inmune). De esta forma, se podría retirar el tratamiento sin riesgos, con el consiguiente ahorro económico y también de salud, ha explicado Larrubia, porque, según ha dicho, “aunque la medicación es muy segura, a la larga puede acarrear efectos secundarios como osteoporosis o insuficiencia renal”.

MEDICINA TRASLACIONAL

El proyecto se enmarca en una línea más amplia basada en medicina traslacional, consistente en tratar la enfermedad restaurando los linfocitos. Una especie de inmunoterapia: “Al paciente le sacamos los linfocitos que están, pero se han agotado, los manipulamos in vitro y los volvemos a poner al paciente, ya reparados, de manera que le devolvemos sus funciones”. Podría ser, ha apuntado el doctor Larrubia, un potencial tratamiento para enfermedades que actualmente no tienen solución, como hepatocarcinoma o hepatitis B o C. Se trata de restaurar la respuesta fitotóxica de las células para que sean capaces de hacer lo que deben hacer de manera natural y, en vez de aplicar un medicamento, “las propias células del paciente, ya restauradas, deberían ser capaces de curar el tumor”, ha concluido.

La convocatoria de la beca ha estado promovida por la empresa Gilead y ha sido evaluada por el Instituto de Salud Carlos III, con el fin de financiar proyectos de investigación. Los estudios sujetos a la convocatoria deben desarrollarse en un plazo no superior a 24 meses.

La hepatitis B es una enfermedad infecciosa del hígado caracterizada por la necrosis hepatocelular e inflamación. Causa enfermedad hepática en aproximadamente 400 millones de personas en todo el mundo. Y las muertes por cirrosis se han incrementado un 35,6% en los últimos 15 años. El virus se transmite por contacto con sangre u otros fluidos de una persona infectada. Aunque en individuos adultos la infección aguda suele resolverse en seis meses de forma espontánea, en un 5% de los pacientes se cronifica, evolucionando a cirrosis y cáncer hepático.

El Hospital Universitario de Guadalajara es nuestro Centro de Referencia de hoy.

Lucio Cabrerizo, gerente del Área Integrada de Guadalajara.







Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Lo último publicado en Centro Médico de Referencia




Documento sin título
COMENTAR
Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de ConSalud.es
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
- ConSalud.es se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema


Comentarios # 0




Pfizer vuelve a sufrir el rechazo de la FDA para su biosimilar Epogen

Apenas un mes después de que el regulador diera la espalda al medicamento, la agencia le acaba de dar luz roja por segunda vez.


Astellas Pharma convoca por segunda vez su premio oncológico C3 Prize

La iniciativa tiene la finalidad de reconocer a aquellas iniciativas no médicas que pueden mejorar la vida de los pacientes con cáncer, así como la de sus cuidadores y familiares.



iCare Monitor de la Salud

Aplicación destinada a medir a través del smartphone la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, la capacidad auditiva, la agudeza visual o la frecuencia respiratoria.

GRATIS. Disponible para Android y Apple.




La estrategia de Comín tras el Consejo Interterritorial: silencio

Hasta el momento, ni el consejero de Salud de Cataluña ni la propia Consejería han valorado lo que se decidió en este encuentro, a pesar de la expectación que había suscitado por la acumulación de temas que quedaban por resolver.

Los famosos se vuelcan con la investigación del alzhéimer

La Fundación Pasqual Maragall pone en marcha una campaña de firmas para reclamar más inversión en la lucha de unas demencias que afectan a uno de cada 10 personas de más de 65 años.

Los datos dan la razón a los estudiantes: la plantilla MIR cae un 5%, los graduados crecen un 25%

La plantilla MIR del Sistema Nacional de Salud ha caído en los tres últimos años, mientras que cada vez salen más estudiantes de las Facultades de Medicina.

La relación entre una vacuna y una enfermedad puede probarse sin consenso científico

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictamina que, a falta de consenso científico, el defecto de una vacuna y la relación de causalidad entre la misma y la aparición de una enfermedad pueden probarse mediante un abanico “de indicios sólidos, concretos y concordantes”.